Main Page


Directory


Volume I
Sum./Ver.
2003


Volume II
Spr./Prim.
2004

Information


Comments/
Guest Book



Carayan Press
Home

Cosas de la Memoria


El bolígrafo en la mano,
Una oración incompleta,
El pensamiento perdido
en el infinito espacio.

Un nogal en mi ventana,
Un pajarillo que canta,
El aire fresco y sereno,
Sol que ríe en el universo,
y un corazón que late,
Anuncian la primavera.

Cosas de la vida,
Es la rutina que pasa
Y la memoria que capta
Antes que el pasar del tiempo
Se la lleve como el viento.

Es la mano que se mueve
Con el bolígrafo entre los dedos
Escribiendo pensamientos
Y nostálgicas memorias,
Antes que el pasar del tiempo
Las arrase para siempre.

Con el bolígrafo en la mano,
Me vuelven a la memoria
Un pasado aún presente
Y una fresca primavera
De hace muchísimos anos.

Pienso en aquellos recuerdos
De vientos suaves, serenos,
Una plaza y un gentío
De miradas infelices
esperando que sus gritos
No se esfumen en el aire
Como nubes pasajeras.

Surge el pasado al presente
y emergen de la memoria
Gentes con rostros de espanto
Corriendo desorientados,
Resuello entrecortado
Como fieras desbocadas
Escapando del infierno.

Es la memoria que trae
Imágenes obscuras, grotescas;
un río de sangre de fuertes cauces
Que a su paso arrastra lo que encuentra,
Y en sus playas sólo deja lodo, desechos,
un fuerte olor a osamenta.

Surgen aquellas imágenes
Captadas por la memoria:
Rostros de jóvenes y ancianos,
Voces que asemejan ecos
Y se pierden en el espacio.


arriba

Hombres, mujeres, niños
Claman, lloran, piden,
Se les seca la garganta
Como terrenos infértiles
Donde el trigo nunca crece
Y sólo abunda la cizaña.

Es la memoria que emerge
De su secreto silencio
Cuando los buitres gozaron,
Se vistió de luto el pueblo,
En los ríos, y en las selvas
Y asquerosos vericuetos;
Y debajo de la tierra
Se les calló para siempre.

Es la memoria que dice
Negra fue esa primavera,
Quedaron huérfanos,
Viudas y padres sin hijos
gimieron sin ser oídos
La amarga soledad del vacío.

Es la memoria que dicta
Y un corazón que palpita,
Dolorido del recuerdo
Porque en aquel entonces
Lejos se fueron del pueblo
a sembrar nuevas semillas
En tierras desconocidas.

Y vuelven a la memoria,
¡Qué malos fueron esos tiempos!
Le entró la plaga a su trigo,
Se agusanaron los frutos
De frondosos naranjales,
Se cundieron esas tierras
De la mortal pestilencia,
Destruyendo sin clemencia
A los mansos corderillos
Y castigando duro al pueblo
Con sus males sin razones.

El bolígrafo en la mano,
Una oración incompleta,
El pensamiento perdido
En el infinito espacio,
Un pajarillo que canta,
Una hermosa melodía.

Es la memoria que graba
El presente, el instante,
Y reflexiona en el pasado
Antes que el pasar del tiempo
Se la lleve para siempre.


arriba
o
Copyright © 2004 Carayan Press